METODOLOGÍA

Nuestra metodología se basa en el respeto de la maduración y personalidad de cada niño, se trata de individualizar las clases y seguir una progresión adecuada a cada uno de ellos. Lo que un niño puede tardar en hacer dos días otro niño necesitará dos meses. Para ello utilizamos según cada edad una metodología diferente para el aprendizaje de los contenidos de natación.

0-36 meses. El objetivo es la familiarización a través de ejercicios y juegos de pre-natación. Se trata de preparar motrizmente para el aprendizaje de las habilidades acuáticas. Aunque a partir de 24 meses se consigue cierta autonomía (para niños que han estado desde los 0 meses en clases) hay niños que no aprenderán a nadar hasta los cinco o seis años.


3-6 años. En esta edad los niños están preparados para el aprendizaje de las habilidades motrices acuáticas una vez recibida una correcta familiarización, no nos referimos sólo a los estilos de natación, si no a los giros, respiración, propulsión, desplazamientos, saltos, zambullidas, flotación, orientación, equilibrio, etc. A partir de tres años algunos niños ya tienen autonomía si han dado clases de natación, para el resto podrán adquirirla con un correcto aprendizaje. Nosotros usamos cuentos motores acuáticos para un aprendizaje más duradero y una mayor motivación. Aunque hay niños que a los seis años ya empiezan a dominar los cuatro estilos de natación quiere decir que han estado muchos años recibiendo clases de natación.


A partir de 6 años. A partir de esta edad, si han adquirido un correcto aprendizaje de las habilidades básicas, irán dominando y perfeccionando los estilos de natación. Si no, habría que empezar por etapas anteriores. Para ello utilizamos ejercicios y juegos usando como metodología la resolución de problemas y el descubrimiento guiado. Es a esta edad cuando aquellos niños que lo desean pueden federarse y empezar a realizar sus primeras competiciones.